Metodología

Proyectos por cuatrimestre

La maestría estará orientada a fomentar el trabajo por proyectos. No se trata de incorporar el trabajo por proyectos de manera aislada en cada asignatura, ni en períodos de tiempo irregulares, sino de implementar una estrategia integral que englobe la totalidad del programa de estudios. 

A cada cuatrimestre le corresponderá un eje temático, que determina un marco conceptual y formal a partir del cual se articulan los contenidos teórico-prácticos y metodológicos que se dictan en las materias y seminarios de cada período. En función de estos ejes, los alumnos desarrollarán un único proyecto por cuatrimestre, enmarcado dentro de las pautas de trabajo propuestas para el período.

Consideramos que un período de cuatro meses es suficientemente prolongado como para desarrollar un proyecto consistente y original, centrado en los intereses del estudiante pero enmarcado por ciertos ejes propuestos por la maestría.

El objetivo al final el cuatrimestre, es que cada alumno cuente con un producto final, observable y evaluable. En consecuencia, los proyectos deberán constar de:

  • una memoria descriptiva y conceptual,
  • una documentación audiovisual y
  • un prototipo funcional.

Los cuales serán presentados públicamente al finalizar el cuatrimestre, y evaluados por un panel docente. Por lo que estas instancias funcionarán como ejercicios preparatorios para la presentación y defensa de tesis.

 

La particularidad de la enseñanza por proyectos

Nos proponemos capacitar a los alumnos para que puedan desarrollar exitosamente cualquier proyecto de artes electrónicas, desde su concepción y planificación, hasta su ejecución, documentación y exhibición. Atendiendo tanto los aspectos conceptuales, formales, técnicos y metodológicos de las obras y proyectos, como a las cuestiones logísticas, procedimentales e instrumentales del periodo de producción, y los aspectos institucionales, mediáticos y expositivos del contexto en el que se inscriben.

Este abordaje lleva implícito un enfoque interdisciplinario. Teniendo en cuenta que nuestros estudiantes proceden de distintas áreas profesionales, tanto de las artes, del diseño, como de las ciencias, y la ingeniería, y además provienen de países y ciudades distintas, el trabajo en proyectos les permite a cada uno construir su aprendizaje desde sus intereses, conocimientos y fortalezas dentro del marco establecido para cada período, en vez de proponer puntos de partida y llegada iguales para todos.

A su vez les permite hacer uso de las herramientas conceptuales, técnicas y metodológicas a medida que se van adquiriendo. De este modo el alumno se involucra activamente en la búsqueda de lo que desea aprender y en la planificación de su propio proceso de aprendizaje.

 

La dinámica para alumnos y profesores

La labor de los profesores será acompañar los procesos de investigación y creación de los alumnos. Guiar a los alumnos en sus búsquedas, orientarlos y darles las herramientas para poner en juego las capacidades y competencias que sus proyectos requieren. No le corresponderá al profesor ser fuente de todo saber ni impartir la totalidad de los conocimientos necesarios para que cada uno de los alumnos lleve adelante sus proyectos, sino poder formar a los estudiantes para que ellos mismos puedan interpretar, acceder y apropiarse del conocimiento que requieren para alcanzar sus objetivos.

Será responsabilidad del estudiante pedir y poner en juego las herramientas que necesita para llevar adelante sus proyectos. Gestionar recursos y formular estrategias, evaluar la factibilidad real de sus proyectos, en un mundo que se expande más allá del aula. Esto demanda un papel más activo de los estudiantes, que más allá de rendir cuenta de los conocimientos “adquiridos” frente a sus profesores, lo hacen ante sí mismos a la hora de desarrollar un proyecto propio.

Sabemos que este enfoque implica un desafío mayor tanto para el estudiante como para el equipo de profesionales. Precisamente buscamos que a lo largo de la maestría los alumnos adquieran competencias cognoscitivas pero también sociales, dado que una de las particularidades de las artes electrónicas es que sus producciones normalmente demandan un gran esfuerzo de trabajo en equipo. Por lo que buscamos estimular el intercambio colaborativo entre los estudiantes, y entre el cuerpo académico y el alumnado.

Creemos en la importancia de que los alumnos emprendan procesos de investigación propios, ejercitando su autonomía, fomentando la búsqueda de una motivación y un recorrido propios, que entendemos redundarán en un mayor grado de compromiso con el propio proceso de aprendizaje.

<<